Friday, November 17, 2006

Hola... soy Cho

En el colegio siempre le buscan a cada persona un nombre, apodo o sobrenombre. Particularmente, a mí desde primaria me empezaron a llamar Chochi.. nombre que nunca me llegó a gustar 100% y por lo que creo que más me lo decían.

Después este apodo derivó para los panas a Cho y para los más queridos Mi Cho (con el pronombre posesivo). Ya con Cho me sentí más cómoda y volteaba cada vez que me llamaban.

En la universidad tomé la costumbre de llamar a todo el mundo Muchacha o Muchacho... con el ch más como sh.. "Mushasha"/ "Mushasho"... por lo que en respuesta todo el mundo me empezó a llamar "La Mushasha"... "Mushasha pa`qui", "Mushasha pa
`lla".

Luego, en uno de mis primeros trabajos y donde estuve algunos años, llamaba
a los más cercanos (ya por costumbre) también "Mushasha (o)", pero de allí derivó el que me llamaran entonces "La Chacha"... "Chacha pa`qui", "Chacha pa`lla".

Al final todos terminan llamándome Cho... seguramente por
que se les hace más corto y también, porque a pesar del tiempo, sigo siendo muy cercana a mis amigos del colegio, para quienes siempre seré Su Cho, y quienes les seguirán pegando la maña del nombre a todos... como me la pegaron incluso a mí.

Saludos,
Chochi, la Mushasha, la Chacha
y por siempre,
Cho

Por cierto, Cho significa
Mariposa en Japonés.

4 comments:

unocontodo said...

Mucho gusto Cho, después de muchos años veo que una "ch", me cae simpática. Saludos y se leerán tus cuchicheos..

El Trimardito said...

No tenía ni idea de que significaba Mariposa en janponés, ya sebamos entonces que debemos llamarte así. Me pasaré más seguido para leer tu blog.

123 said...

Yo tengo un sobre-nombre q' me ha persiguido desde q' soy niña. Me dá penita decir cual es mi sobrenombre, pero entiendo muy bien tú post.

Bye bye ;)

Cho said...

Bueno, yo tuve varios sobrenombres... y algunos no los podía ni escuchar...
Uno de ellos fue cuando en el colegio me desmayé y me raspé un poco la cara... me estuvieron llamando "Cara cortada" (Scarface) todo el mes que tuve mi carita rota.
Menos mal que no me quedó marca porque sino te apuesto que aun estarían llamándome así. Eran terribles... pero ahora son mis mejores amigos... y ellos si se quedaron con sus sobrenombres de por vida...jejeje